lunes, 1 de mayo de 2017

Francisco Rivera desaprovecha un lote de triunfo en su despedida de Sevilla

Por: Fernando Farfán

01 de junio de 2017. Plaza de Toros de Sevilla. Octava corrida de abono. Tarde en la que se despedía de Sevilla el toreo de dinastía Francisco Rivera Ordóñez acompañado de Julián López "El Juli" y de su hermano Cayetano. Saltaron al ruedo maestrante seis toros de Daniel Ruiz desiguales de presentación y de juego dispar. Pudo ser la despedida soñada de Francisco Rivera con un lote para abrir la puerta del príncipe, pero que desaprovechó. No corrió la misma suerte "El Juli" a quien le tocó lo peor de lote y Cayetano aprovechó las pocas posibilidades que le ofreció el que cerró el festejo.

Francisco Rivera se fue a porta gayola con el primero. Justo de fuerzas el toro se le dio un castigo medido en el caballo. Francisco Rivera se hace cargo del tercio de banderillas que cumple satisfactoriamente. Tiene movilidad el de Daniel Ruiz, pero no hay acople. Poco que rescatar de una faena donde el toro estuvo por encima. Su segundo fue un toro encastado, noble y repetidor. Toro de triunfo que se fue sin ser toreado. Faena insulsa con muletazos que no dicen nada rematada con un estocada que quedó desprendida. La oreja concedida fue un premio demasiado generoso a lo que aconteció en el ruedo. Bien el juez que no concedió la segunda que el púbico pidió inexplicablemente.

"El Juli" se lució con el capote en su recibo al primero a la verónica y en el quite por chicuelinas. En la muleta mandó Julián desde los primeros compases. El toro hizo amagos de rajarse. Templó por el derecho "El Juli" y se la dejó en la cara para ligar. El Toro dobló después de un pinchazo y un golpe de descabello fallido. Con su segundo tampoco tuvo opciones. El toro pega gañafones que intenta corregir sin éxito "El Juli" conduciendo la embestida sin que el burel le toque el engaño. Deja una entera trasera al segundo intento.

Cayetano Rivera se fue también a porta gayola con el primero de su lote. Tuvo suerte. El toro le vino cruzado y casi es arrollado. Lo llevó al caballo en un vistoso galleo por chicuelinas. El toro débil de manos le costaba mantenerse en pie. El juez cambió el tercio ante la broca del público. Cayetano cuidó al inválido llevando la muleta a medía al altura para luego despacharlo de un bajonazo. Su segundo se defiende en el caballo haciendo sonar el estribo. Se embraguetó Cayetano en un quite por gaoneras. Iván García se luce en un gran par de banderillas. Emotivo es el brindis a su hermano, como emotivo es el inicio de faena puesto hinojos. Ya de pie liga en redondo la primera tanda templando los muletazos. Estuvo a gusto Cayetano toreando despacio hasta que se rajó el manso. Pegado a tablas deja una entera trasera, pero efectiva. Oreja.
Foto: Plaza de Toros de Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario