jueves, 18 de mayo de 2017

Púbico burriciego

Por: Fernando Farfán

18 de mayo de 2017. Plaza de Toros de Madrid. Octava corrida de feria. La tarde ya estaba cuesta arriba desde que el encierro de Parladé tuvo que ser remendado con un toro de El Montecillo. La tónica no cambió por lo mal presentada de la corrida. Dos toros fueron pitados de salida siendo devuelto el segundo. El sobrero fue también de El Montecillo y aunque ambos bien presentados fueron lo peor de la corrida.

Uno de ellos, el que salió en quinto lugar fue para Iván Fandiño y la reaccion del púbico fue inconcebible. El toro siempre venía cruzado y arrollaba. En el caballo la cara alta y en banderillas imposible. Un marrajo que daba señales de burriciego con el que no cabía otra que ir por la espada. Así lo hizo Fandiño y fue pitado por un público que no fue capaz de ver las condiciones del toro para después poder juzgar la labor del torero.

Fue el mismo púbico que pidió la oreja del buen sexto, aunque sin trapío, para David Mora cuando no la merecía. El de Parladé tuvo recorrido y clase, pero el torero que lo sorteó no fue capaz de conducir, ni templar sus bravas embestidas. Cambió de mano y no hubo nada más. Decidió abreviar y mató eso sí de una buena estocada. Esta vez el juez atendió la petición concediendo una oreja que será recordada por obsequiosa. El otro toro rescatable de la corrida también cayó en manos de David Mora. Un toro chico para Madrid, pero que se movió y colocó bien la cara. Faena destemplada, aunque cabe aquí la excusa del viento que no paró de soplar.

El primero de Fandiño fue el devuelto y corrió turno el de Orduña. El toro que es soso y no transmite, embiste rebrincado y sin clase. Tira líneas Fandiño por el derecho sin forzar la embestida. Por el izquierdo fue mejor, pero no alcanzó.

A Curro Díaz hoy no le embistió ninguno. El primero es incierto, probón, protesta y sin movilidad. Nula casta del de Parladé, y el cuarto, que remendó la corrida, fue otro toro descastado además de protestón y distraido.
Mención aparte para Angel Otero que en el sexto puso dos soberbios pares de banderillas sacando los palos desde abajo y clavando en la cara.
Foto: Javier Arroyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario